Préstamos con Garantía Hipotecaria

Expertos en financiación alternativa

Estudio gratuito

Estudiaremos tu caso de forma totalmente gratuita y sin ningún tipo de compromiso.

Respuesta rápida

Nuestra tramitación agiliza de forma eficiente el proceso de concesión del préstamo.

100% seguro

Propuesta clara y por escrito. Todos nuestros préstamos se formalizan ante el notario que tú elijas.

Solicita uno de nuestros préstamos hipotecarios

Descubre por qué somos los mejores prestamistas de capital privado entre particulares.
Tanto si quieres deshacerte de tus antiguas deudas como si tienes en mente empezar un nuevo proyecto, con nosotros obtendrás los mejores intereses.

Selecciona el importe (€) que deseas de tu préstamo con garantía hipotecaria

20.000 € 21.000 € 22.000 € 23.000 € 24.000 € 25.000 € 26.000 € 27.000 € 28.000 € 29.000 €
30.000 € 31.000 € 32.000 € 33.000 € 34.000 € 35.000 € 36.000 € 37.000 € 38.000 € 39.000 €
40.000 € 41.000 € 42.000 € 43.000 € 44.000 € 45.000 € 46.000 € 47.000 € 48.000 € 49.000 €
50.000 € 51.000 € 52.000 € 53.000 € 54.000 € 55.000 € 56.000 € 57.000 € 58.000 € 59.000 €
60.000 € 61.000 € 62.000 € 63.000 € 64.000 € 65.000 € 66.000 € 67.000 € 68.000 € 69.000 €
70.000 € 71.000 € 72.000 € 73.000 € 74.000 € 75.000 € 76.000 € 77.000 € 78.000 € 79.000 €
80.000 € 81.000 € 82.000 € 83.000 € 84.000 € 85.000 € 86.000 € 87.000 € 88.000 € 89.000 €
90.000 € 91.000 € 92.000 € 93.000 € 94.000 € 95.000 € 96.000 € 97.000 € 98.000 € 99.000 €
100.000 € 105.000 € 110.000 € 115.000 € 120.000 € 125.000 € 130.000 € 135.000 € 140.000 € 145.000 €
150.000 € 155.000 € 160.000 € 165.000 € 170.000 € 175.000 € 180.000 € 185.000 € 190.000 € 195.000 €
200.000 € 205.000 € 210.000 € 215.000 € 220.000 € 225.000 € 230.000 € 235.000 € 240.000 € 245.000 €
250.000 € 255.000 € 260.000 € 265.000 € 270.000 € 275.000 € 280.000 € 285.000 € 290.000 € 295.000 €
300.000 € 305.000 € 310.000 € 315.000 € 320.000 € 325.000 € 330.000 € 335.000 € 340.000 € 345.000 €
350.000 € 355.000 € 360.000 € 365.000 € 370.000 € 375.000 € 380.000 € 385.000 € 390.000 € 395.000 €
400.000 € 405.000 € 410.000 € 415.000 € 420.000 € 425.000 € 430.000 € 435.000 € 440.000 € 445.000 €
450.000 € 455.000 € 460.000 € 465.000 € 470.000 € 475.000 € 480.000 € 485.000 € 490.000 € 495.000 €
500.000 € 550.000 € 600.000 € 650.000 € 700.000 € 750.000 € 800.000 € 850.000 € 900.000 € 950.000 €
1.000.000 € 1.100.000 € 1.200.000 € 1.300.000 € 1.400.000 € 1.500.000 €

Crédito hipotecario

Con las numerosas opciones de préstamos hipotecarios y créditos ofrecidos hoy en día por los prestamistas el panorama puede ser un poco confuso.

Si estás pensando en obtener un préstamo hipotecario, y no sabes por dónde empezar, aquí hay una lista de los elementos básicos que usted necesita saber.

Es un préstamo que se concede a una persona física o jurídica aportando una propiedad (piso, casa o local) que funcionará como garantía para la devolución del préstamo.

El importe mínimo a solicitar es de 20.000 €, y sin límite máximo. El valor siempre vendrá determinado por el valor de la garantía aportada, ya que solo podemos financiar hasta el 35% del valor de tu garantía.

No, los inmuebles que se hipotequen como garantía de uno de nuestros préstamos deben estar libres de cargas. En algunos casos, cuando el importe pendiente de hipoteca es muy bajo en relación al valor del inmueble, podemos autorizar una segunda hipoteca sin necesidad de cancelar la primera.
Para valorar la concesión de tu préstamo bastará con que respondas a unas sencillas preguntas para que podamos determinar si tu solicitud es viable. Una vez aceptada tu solicitud, te pediremos la mínima documentación para que el proceso de contratación sea lo más rápido y sencillo posible.

Una vez aprobado tu préstamo, solicitaremos una tasación del inmueble sobre el que se vaya a constituir hipoteca; en un plazo de aproximadamente tres días dispondremos del informe de tasación y te contactaremos para revisar nuevamente las condiciones del préstamo y fijar fecha de firma. Todas nuestra operaciones se firman ante notario para dar la máxima seguridad jurídica a nuestros clientes.

Puedes cancelar el préstamo en cualquier momento, solo pagarás intereses por el tiempo transcurrido y además, en algunos de nuestros préstamos, ¡no te aplicaremos ningún tipo de comisión por la cancelación anticipada!

La premisa básica de un préstamo hipotecario es que se otorga por una cantidad de tiempo determinada, en el cual se deberá pagar el préstamo. La cantidad del préstamo se refiere a la diferencia entre el precio de compra y el efectivo disponible para el pago inicial.

Cuando los prestamistas hipotecarios le permiten usar su dinero, esto es un crédito hipotecario, por lo cual le cobrarán una tarifa. El mayor costo se llama el interés, que se expresa como un porcentaje anual del préstamo. Cuando usted solicita un préstamo hipotecario a una de estas instituciones financieras, también se le cobrará una cuota de inicio, que puede incluir las tasas de solicitud, los honorarios del informe de crédito y la tasación o evaluación de la propiedad. La tasa de porcentaje anual se compone de la tasa de interés base con los puntos y otros cargos.

Sí, es posible. Para más información, contacte con nosotros y le asesoraremos.

La ejecución hipotecaria

La ejecución hipotecaria es el procedimiento judicial por el cual el acreedor hipotecario, es decir, la parte prestamista, pueda cobrar su deuda mediante la ejecución de la garantía (inmueble hipotecada) si el deudor no cumple con su obligación de pagar las cuotas. Dicho procedimiento se encuentra regulado en los artículos 681 y siguientes de la Ley de Enjuiciamiento Civil.

La ejecución hipotecaria se inicia por demanda judicial, lo cual hace que la deuda aumente aún más debido a los gastos de procurador y abogado, así como los intereses que se van acumulando con el transcurso del tiempo. En caso de que no se alcanzara a pagar la deuda total con la venta en subasta de la propiedad, el acreedor hipotecario o prestamista puede pedir al juez el embargo de otros bienes que el deudor pueda poseer.

El procedimiento de ejecución hipotecaria

Este procedimiento únicamente puede ser utilizado para exigir el pago de deudas garantizadas con prenda o hipoteca mediante el ejercicio de la correspondiente acción real, que se ejercita «directa o exclusivamente» sobre los bienes hipotecados, si bien, si su producto es insuficiente para el pago de la deuda, el procedimiento de ejecución puede continuar por los trámites de la ejecución ordinaria sobre los restantes bienes del deudor, dado el principio de responsabilidad patrimonial universal del deudor del artículo 1911 del Código Civil.

Los dos presupuestos esenciales para que pueda utilizarse el procedimiento sumarísimo de ejecución hipotecaria, son, el primero, que en la escritura de constitución de la hipoteca las partes hayan tasado la finca o bien hipotecado a efectos de subasta, y que hayan designado un domicilio para la práctica de notificaciones. 

La competencia para enjuiciar este tipo de procedimientos corresponde a los juzgados de primera instancia donde radique la finca hipotecada.

Recuerda

El procedimiento de ejecución hipotecaria es un proceso de apremio especial y privilegiado, sin contradicción, cuya finalidad es la realización del crédito hipotecario en el menor tiempo posible.

El procedimiento únicamente puede ser utilizado para exigir el pago de deudas garantizadas con prenda o hipoteca mediante el ejercicio de la correspondiente acción real sobre los bienes hipotecados o pignorados.

Si tras la ejecución hipotecaria de un inmueble aún quedara deuda por pagar, la ejecución puede seguirse contra otros bienes del deudor.

La competencia territorial corresponde al Juzgado de Primera Instancia del lugar en que radique la finca hipotecada y si ésta radica en más de un partido judicial, al Juzgado de Primera Instancia de cualquiera de ellos, a elección del demandante.

Tipos de interés

Hay muchos tipos de intereses para los prestamos hipotecarios, pero la hipoteca tradicional sigue siendo la favorita de los prestatarios. Aunque los prestamos hipotecarios fijo son geneneralmente más altas que las tasas de los otros tipos de préstamos, la tasa de interés y el pago se mantienen fijas durante los 30 años y eso es una gran ayuda para la planificación de sus finanzas a largo plazo. También hay mas variedad de plazos con los préstamos de intereses fijo. Están disponibles a 15, 20 y 30 años. Los pagos mensuales requeridos a 15 y 20 años serán significativamente mayores que en un prestamo fijo a 30 años, pero indudablemente aumentara más rápido la equidad y pagara mucho menos intereses a largo plazo. La mayoría de los prestamistas le permiten abonar mas dinero al principal o pagarlo antes de tiempo en los prestamos con amortizacion a 30 años, así que usted podria pagar la deuda antes si así lo quisiera. Algunos prestamistas también ofrecen préstamos a 40 y 50 años, lo cual disminuye el pago de las mensualidades considerablemente, pero se extiende significativamente su endeudamiento y aumenta la cantidad total que se paga en interés.

Intereses fijos

A la hora de obtener un préstamo para la que será su nueva casa la mejor opción es aplicar para un préstamo con interés fijo. Esta es la manera mas segura para cualquier prestatario. Usted puede contar con una pago mensual estable que no va a cambiar. Los intereses fijos son siempre mas altos que los variables.

Hipotecas híbridas

Estos son los tipos de interés fijo por tres años o cinco años. Este tipo de préstamo incorpora algunas de las características de los préstamos fijos y de tasa ajustable. Por ejemplo, un préstamo de interés 3/27 híbrido ofrece una tasa fija por los tres primeros años y luego se convierte en un préstamo con interés variable por los 27 años restantes.

Tasa ajustable. Reajuste cada año o casa seis meses

Hay factores importantes que hay que considerar cuando se quiere obtener un interés de tasa variable. Estos factores son: El índice, La frecuencia del ajuste, Margen, Porcentaje anual y Los limites de reajuste durante la vida del préstamo.

Un interés variable también se da a 30 años, pero su tasa de interés se ajustará cada seis meces o cada año. La tasa de interés será determinada por el índice con el cual el préstamo está vinculado.

Para determinar la nueva tasa de interés cada seis meces o cada año, el prestamista le agrega un margen específico, por ejemplo 2.75% puntos porcentuales, a cada índice en particular. Sin embargo, los prestatarios están protegidos de las alzas en las tasas de interés que por lo general pueden subir no más de 2 puntos porcentuales cada año y tienen un tope de 5 a 6 puntos durante la vida del préstamo. Esto significa que una vez alcanzado este tope ya no puede seguir subiendo dicho interés. Hay que tener en cuenta que los intereses variables no solo pueden subir,también pueden bajar, esto va a depender de las fluctuaciones del mercado en el momento.

La mayoría de las hipotecas de tasas variable comienzan con un interés muy bajo, estos son casi siempre los intereses mas baratos que se pueden conseguir, por lo que debe esperar que su tasa de interés suba en su primer aniversario posiblemente.

Interés variable con amortización negativa

Con cualquiera de los otros tipos de intereses variables, es importante tener en cuenta la frecuencia con la que puede ajustar la tasa de interés (puede ser tan frecuente como cada mes, con algunas variaciones), más el índice y el margen que se utiliza para establecer la nueva tasa de interés. Siempre verifique límites anuales, la vida del préstamo y la tasa de interés.

Si los documentos del préstamo no indican topes de pago, esto significa que los cambios en dicha tasa de interés son ilimitados. Pero esto es muy raro. La mayor parte de las veces, los intereses variables tienen un limite. Si le dan opciones de pago, y usted solamente hace los pagos mínimos, puede ser que lo que pague no sea suficiente para cubrir los intereses que realmente se cobran sobre el préstamo. Los intereses no pagados se agregan al saldo del préstamo. Esto se llama amortización negativa. El saldo del préstamo aumenta cada vez que usted hace los pagos mínimos en lugar de pagar el interés y principal. Esta es una práctica financiera arriesgada y no recomendable.

Hipotecas híbridas

Estos son los tipos de interés fijo por tres años o cinco años. Este tipo de préstamo incorpora algunas de las características de los préstamos fijos y de tasa ajustable. Por ejemplo, un préstamo de interés 3/27 híbrido ofrece una tasa fija por los tres primeros años y luego se convierte en un préstamo con interés variable por los 27 años restantes.

Contacta con Casa de Crédito

¡Ponte en contacto con nosotros sin ningún compromiso!